Accéder au contenu principal

Templo de Ramses II

Conocido como ‘El Templo de Riamsese-Meryamun’, fue construido por Ramses II e iniciado posiblemente a principios de su reinado. El templo se encontraba totalmente recubierto por la arena hasta el año 1813 cuando J.L. Burckhardt encontró el busto de uno de los colosos. En 1815 Belzoni, después de quitar gran cantidad de arena, descu-brió la puerta de acceso. Entre 1964 y 1968 fue desmontado y trasladado de su em-plazamiento original, unos 210 metros más alla del río y 65 metros más arriba, como consecuencia de las obras realizadas en la construcción de la gran presa de Asuán.
El templo se abre con un pórtico que conduce a un atrio y una terraza, donde se en-cuentra la impresionante fachada, excavada en la roca, de 35 metros de anchura por 30 metros de altura, en la que están los 4 famosos colosos sedentes de Ramses II de unos 22 metros de altura. Estos colosos están acompañados de pequeñas figuras, co-locadas entre las piernas, que representan a sus parientes. El templo se construyó aprovechando las cavidades existentes, ahora dedicadas a divinidades locales, y agrandando la planta para adaptarla a las nuevas necesidades. Sólo aparecen citas de Ramses II, salvo un escrito de Siptah, alabando a los dioses, que se encuentra en la pared norte de la entrada.
La construcción fue planificada de manera que 2 veces al año, cuando el sol salía por el horizonte, sus rayos penetraban por la puerta y tras proyectarse en la gran sala de ocho columnas, la segunda, el vestíbulo y el santuario incidían en las 4 estatuas del nicho de la parte posterior que se iluminaban por completo.

1. Colosos de Ramses II
2. Templo solar
3. Pronaos
4. Salas secundarias
5. Vestíbulo
6. Sala de ofrendas
7. Santuario

La fachada

Los colosos de la fachada representan a Ramses II con el nemes, la doble corona de las dos Tierras, la barba postiza, símbolo del faraón en vida, el collar y un pectoral grabado con el nombre de coronación. Además lleva brazaletes, decorados con cartu-chos. Los cuatro colosos fueron excavados en la roca y están realizados de manera muy cuidada. De ellos, tres se encuentran en muy buen estado, y del cuarto sólo que-da en pie la parte inferior, hasta la cintura, mientras que parte de la cabeza y del pe-cho se encuentra esparcidos por el suelo. A cada lado, de cada uno de los cuatro colo-sos, están representados familiares directos del faraón:
El coloso I (lado izquierdo) contiene la representación de la reina Nefertari, en la pierna izquierda del faraón, Tuya, madre de Ramses II en la derecha y el príncipe Amonhorjepeshef en el centro.
En el coloso II (lado izquierdo) se encuentran las princesas Bentata, Nebettauy y otra que posiblemente representa a Senefra.
En el coloso I del lado norte (derecho) está la reina Nefertari en la pierna derecha, la princesa Beketmut en la izquierda y el principe Riamsese en el centro.
En el coloso II del lado norte la princesa Nerytamun, la reina madre Tuya y Nefertari.
En la base de los dos colosos centrales hay una representación de las divinidades del Nilo, que simbolizan la unificación de las Dos Tierras, ligando las plantas del Alto y Ba-jo Egipto. Sobre la entrada hay un nicho con un grupo escultórico que, simbólicamen-te, representa una escritura criptográfica del prenombre de Ramses II, Usermaatra. El dios Ra, con cabeza de halcón, tiene en su pierna derecha el jeroglífico indicando la cabeza y el cuello de un animal, leido user, y la diosa de la pierna izquierda representa a Maat. A ambos lados hay bajorrelieves que representan a Ramses II vuelto hacia el nicho (izquierda) y en adoración (derecha). En la parte superior de la fachada hay una hilera de estatuas de babuinos.
En la parte izquierda de la fachada hay tres estelas que representan a Ramses II en adoración a Amón, Harmajis y Horus, el discurso de celebración de un funcionario a Amón-Ra y un texto de 41 líneas que describe las circunstancias del matrimonio del faraón con la princesa hitita ofrecida por el rey de los hititas. Tras el coloso norte más extremo hay una inscripción en la que el faraón aparece ante Ra-Horajti.
En la parte derecha de la fachada se encuentra la llamada capilla septentrional, de-dicada al culto al sol. Es un pequeño recinto a cielo abierto que contiene dos pedesta-les en los que se encontraban las imágenes de dioses que ahora se muestran en el Museo Egipcio de El Cairo y una representación de la barca solar con un sacrificio del faraón a Ra-Horajti.
En el lado izquierdo del templo, en su parte sur, se encuentra la capilla meridional excavada en la roca. Se trata de una pequeña capilla de 4.40 x 7.17 metros, con una altura de 3.92 metros consagrada a Thot.

Ya en el interior del templo se encuentra la gran sala hipóstila, de 18 metros de lon-gitud y 16 de anchura cuyo techo está sostenido por 8 pilares osiríacos sobre los que se apoyan otros tantos colosos, 4 a cada lado que representan a Osiris con los rasgos de Ramses II. Los de la izquierda llevan la corona del Alto Egipto y los de la derecha la corona Pschent (la doble corona símbolo de la unificación de las 2 Tierras). Cada uno de los colosos mide aproximadamente 10 metros de altura. El techo de la sala está decorado con pinturas que representan a la diosa Nejbet con las alas desplegadas y textos reales. La decoración de las paredes muestra, de izquierda a derecha desde la entrada: Inmolación de prisioneros y cortejo de príncipes, escenas de batallas en Si-ria, Libia y Nubia junto a ofrendas, presentación de prisioneros a Ra-Harmajis y Ram-ses II divinizado, la batalla de Qadesh e inmolación de prisioneros y princesas con el sistro.
A la derecha de la sala hay 4 cámaras laterales que, con techos estrellados, contie-nen diferentes grabados. A dos de ellas se accede desde la sala hipóstila y a las otras 2 a través de un pasaje que se abre también en la sala. A la izquierda otra cámara con-duce a otras 2 salas, empleadas como habitaciones auxiliares del templo, para guardar objetos y no fueron nunca terminadas

La segunda sala hipóstila tiene 4 pilares cuadrados con escenas del rey abrazado por diferentes divinidades. Esta cámara, de 11 metros de longitud y 7.70 de anchura conduce, a través de tres puertas, a la sala de ofrendas, de 3,30 metros de longitud decorada con escenas de ofrendas y adoración. Tras esta se encuentra el santuario al que se accede por otras tres puertas alineadas con las anteriores. La puerta central conduce al propio sancta sanctorum con 4 estatuas talladas en la roca que represen-tan de izquierda a derecha a Ptah, Amón-Ra , Ramses II divinizado y Ra-Horajti mien-tras que las 2 laterales dan acceso a 2 capillas.

El Templo de Hathor (Abu Simbel)

Realizado en la misma época que el gran templo, el templo de Hathor o pequeño tem-plo está dedicado a Hathor y a la reina Nefertari. La fachada está compuesta por 6 co-losos de pie, de aproximadamente 10 metros de altura, excavados en la roca, dentro de hornacinas rectangulares. Divididos en 2 grupos de 3 a cada lado de la puerta de entrada, los extremos representan a Ramses II y los centrales a la esposa favorita de este, la reina Nefertari, y son del mismo tamaño que los del faraón. Todos tienen ade-lantada la pierna izquierda, en actitud de marcha. Entre las piernas están representa-das esculturas de menor tamaño de príncipes en las estatuas del rey y princesas en las de la reina. De izquierda a derecha los colosos son:
- Ramses II con la corona del Alto Egipto y barba postiza.
- Nefertari con atributos de la diosa Hathor, disco solar entre 2 altas plumas y cuernos de vaca.
- Ramses II con la corona blanca del Alto Egipto y barba postiza.
- Ramses II con doble corona y barba postiza.
- Nefertari con atributos de la diosa Hathor, disco solar entre 2 altas plumas y cuernos de vaca.
- Ramses II con el nemes, la corona atef y barba postiza.
La puerta de acceso al templo se encuentra decorada con cartuchos con el nombre del faraón y escenas de ofrendas del rey a las diosas Hathor e Isis. El templo, en su planta, es una representación minimizada del gran templo: una sala con columnas hatóricas, un vestíbulo con habitaciones laterales y el santuario. El nicho de la parte posterior alberga una estatua de la diosa Hathor, protectora del faraón.
La sala hipóstila, de 11×10.8 metros, mantiene el techo sujeto por 6 pilastras hatóri-cas colocadas en 2 filas. Sobre la cabeza de Hathor se encuentran las historias del rey o la reina, separadas por fórmulas de adoración a seis diosas: Mut, Isis, Satis, Hathor, Anukis y Urethekau. La decoración muestra una ofrenda de Ramses II a Amón-Ra de un prisionero en presencia de la reina y 4 escenas de ofrendas a Anubis y Hathor y de la reina a Mut y Hathor.
Después de la sala se abre el vestíbulo que da acceso al santuario, en el que se en-cuentra una representación de la diosa Hathor saliendo de la roca, entre 2 pilares osi-ríacos, además de las habituales escenas de ofrendas. A cada lado del vestíbulo apare-cen 2 salas sin decoración, empleadas posiblemente como almacén de los objetos dedicados a las ceremonias religiosas. 
Consultar fuente del texto

Commentaires